La casa de Sol

Sol y yo tuvimos a nuestros hijos el mismo día a la misma hora. Dani (10:02 am) y Lara (10:04 am) van creciendo literalmente al mismo tiempo.

En la casa de Sol nos recibió su familia, para aparcar en su jardín por 2 noches. Esta fué la primer noche que dormimos los 4 juntos en Galilea. Lara muy feliz en la cama de arriba, con vista a las estrellas, se durmió rápido. Teo, que siempre es dormilón, ese día lloró y lloró hasta dormirse acurrucado con el papá. Tal vez pareció mas largo de lo que realmente fue, por el cansancio, y al final, todos dormimos muy bien en nuestra nueva casa.

La segunda noche, los niños cayeron rápido, y nosotros los padres, como siempre fuímos detrás.

¡Gracias por la cena de despedida Sol! ¡Gracias por la porción extra de patacones en Lidia’s place Víctor!

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *