La Sierra Nevada: Minca

Salimos huyendo del sol de Cartagena.

Después de dos noches aparcados en la playa de Cartagena y una noche de dormida en Ciénega, Magdalena, se sumó uno más a la varicela, Teo.

Teo ni con varicela llora…  y Lara apenas podía, nos hacía cariño a los virulentos, sin miedo a las burbijitas.  En Colombia dicen que si uno le huye a la varicela, más bien se contagia… por el contrario si no le teme a la enfermedad, se mantiene saludable.

En ruta de Santa Marta a  la Sierra Nevada, llegamos a un pequeño pueblo llamado Minca.

Un paraíso.  Si pasan por acá, vayan a Sans Souci. Cristóbal el dueño, un viajero alemán, los hará sentirse en casa, en una casa muy chiva.

Sans Souci/Minca

Sans Souci/Minca

 Lara y papá

Lara y papá

Lara perdiendo el miedo al agua

Lara perdiendo el miedo al agua

Minca

Minca

Teo con ganas de caminar

Teo con ganas de caminar.  Nota al margen para las tías: al día de la publicación, aún no camina.

nuestra casa

nuestra casa

Lara baña a su hermanito Teo con varicela

Lara baña a su hermanito Teo con varicela

Minca, Sans Souci

Minca, Sans Souci

Cristóbal

Cristóbal

saliendo de Sans Souci

saliendo de Sans Souci

con los piojos guindando de la mamá

con los piojos guindando de la mamá

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *